Proyectos

Proyecto: El búnker

“A veces parece que nos olvidamos de que enseñar implica algo más que conceptos teóricos”

Tras unos cuantos años en las aulas y en los patios, compartiendo tiempo y vivencias con mis alumnos, viajando con ellos cada año al extranjero, siendo su tutor (en los momentos buenos y en los no tan buenos) y ayudándoles a saber afrontar problemas y también éxitos, me daba cuenta de que no estaban preparados para encarar una serie de características de la vida. Eran prestos en juzgar cualquier situación sin tener en cuenta la enorme cantidad de variables que jugaban un papel en la circunstancia planteada, los grises eran un estorbo y su solución era reducirlos al blanco o al negro y, especialmente, para ellos todo tenía una solución correcta como si de una operación matemática se tratara.

Claro, como adulto eres consciente de que la vida no es así, de que es difícil a veces tomar decisiones y de que algunos problemas no tienen solución o hay que buscar la mejor de las posibles sabiendo que ninguna es perfecta. Y primero intentas hablarlo con ellos, que interioricen a través de la palabra algo que no han vivido, que no han experimentado. No lo consigues… y es normal. Ante este hecho creé un proyecto (basado en la película “After the dark”) con el fin de trabajar un poco todos estos conceptos en la asignatura de Educación en Valores que imparto en ESO 2.

Aviso: Es un proyecto que requiere que el profesor esté muy encima de las connotaciones morales que implica cada una de las decisiones que van a tomar (para crearlo consulté con un psicólogo educativo con el fin de plantearlo de la mejor manera posible). Si no es el caso, es mejor no realizarlo. 

Fase 0.- Planteamiento

20 personas se encuentran visitando un pueblo cuando, de repente, unas cuentas bombas estallan a lo lejos. La radio explica que este suceso se está repitiendo a lo largo de todo el planeta en lo que parece, claramente, el fin de la humanidad. Por suerte, cerca del lugar en el que se encuentran, hay un búnker totalmente equipado para sobrevivir un año (aquí me tomo la licencia de establecer unas normas ficticias en las que, tras un año, cualquier rastro de radiactividad habrá ya desaparecido).

Muestro imágenes del interior del búnker:

¿Problema? Que solo hay espacio para 10 personas. Dejo muy claro que introducir una persona de más implicaría que tuviesen que abandonar el lugar antes de tiempo por falta de oxígeno y que, por lo tanto, morirían todos.

Fase 1.- Nombres

Tras crear los grupos de trabajo (en este caso son de 7 u 8 personas) que van a mantener durante todo el proyecto, proyecto en la pizarra 20 nombres de los cuales 10 son de hombre y 10 son de mujer.

La tarea consiste en que deben hacer una lista de las diez personas que entran en el búnker y redactar una breve justificación de cada elección. Para ello deberán siempre conseguir un mínimo de 5 votos a favor en caso de ser grupos de 7 y de 6 votos a favor en caso de ser grupos de 8.

Resultados obtenidos

La primera reacción de los alumnos es de injusticia porque solo les doy nombres y no saben nada de ellos por lo que no pueden decidir. Ante mi alzamiento de hombros y mi no intromisión, los alumnos acaban sacando ideas tales como: a.- poner mismo número de hombres que de mujeres, b.- poner más mujeres que hombres para repoblar el mundo, c.- poner a Harry porque tiene nombre inglés y seguramente salvamos un poco de su cultura, d.- totalmente al azar porque es lo justo, etc. 

Sea cual sea la lista que hagan, siempre que haya una justificación, me sirve; y cabe destacar que tardan muy poco en hacerla.

Fase 2.- Profesión

Una vez todos los grupos tienen sus listas completas y sus justificaciones redactadas empezamos con la fase dos: a cada nombre le asigno una profesión.

Experimento dentro del proyecto: Una de las personas (Raquel) tiene asignada, como profesión, “desconocida”.

Ahora deben rehacer la lista libremente y justificar sus decisiones.

Resultados obtenidos

Aquí surgen un sinfín de prejuicios y, claro, más discusiones. La política casi nunca entra porque según ellos son todos unos corruptos, el policía es muy necesario, el músico es irrelevante, la economista tampoco entra (realmente no saben a qué se dedica un economista), el que no tiene estudios tampoco tiene espacio para ellos en el búnker, la doctora es imprescindible, etc. Curiosamente Raquel, la mujer de profesión desconocida, casi siempre la meten dentro del búnker. 

Tardan más que en la fase 1 porque hay una nueva variable.

Fase 3.- Información adicional

Una vez todos los grupos tienen sus listas completas y sus justificaciones redactadas empezamos con la fase tres: a cada nombre le añado, además de la profesión, una característica: donante universal, manco, con una enfermedad degenerativa, habla x idiomas, etc.

Experimento dentro del proyecto: Raquel tiene asignada, como información adicional, “desconocida”.

Ahora deben rehacer la lista libremente y justificar sus decisiones.

Resultados obtenidos

Los debates, las concesiones y los argumentos en favor o en contra se disparan entre los alumnos. Mientras la fase 1 duró apenas diez minutos, esta fase 3 puede durar una sesión o más. Surgen entre los alumnos muchas cuestiones morales o pragmáticas que les hacen debatir. Aquí, además de controlar que nadie desvaríe en sus aportaciones pudiendo herir a alguien, me dedico a observar sus habilidades de trabajo en grupo, de gestión, de diálogo, etc. 

Curiosamente Raquel, la mujer de profesión e información adicional desconocidas, casi siempre la meten dentro del búnker. 

Fase 4.- Relaciones

Una vez todos los grupos tienen sus listas completas y sus justificaciones redactadas empezamos con la fase cuatro: añado relaciones entre ellos como, por ejemplo, el jubilado y la doctora son padre e hija y deciden entrar juntos o quedarse fuera juntos; la química no entrará si hay un arma de fuego en el búnker pero el cazador lleva siempre su arma encima, etc.

Experimento dentro del proyecto: Raquel tiene asignada, como información adicional, “desconocida”.

Ahora deben rehacer la lista libremente y justificar sus decisiones.

Resultados obtenidos

Los alumnos tardan dos sesiones (y porque es el límite que les marco) en decidir. Se producen conversaciones extremadamente interesantes entre ellos, te consultan cuestiones éticas complejas y discuten en términos que no había presenciado en el aula.

Acaban la lista con sensaciones encontradas pues no tienen la sensación de haber acertado completamente en la respuesta. 

Curiosamente Raquel, la mujer de profesión e información adicional desconocidas, casi siempre la meten dentro del búnker.  

Fase 5.- Reflexiones

Llegados a este punto todos (y cuando digo todos es todos, sin excepción) quieren saber cuál es la lista correcta, cuál era la combinación adecuada, la que tendría éxito por encima de las otras… una lista que, por otro lado, no existe.

Es importante, bajo mi punto de vista, realizar una serie de reflexiones:

A.- La cantidad de variables (en aumento) ha hecho que la toma de decisiones sea cada vez más difícil y requiera un tiempo mayor. Trasladado a su vida implica saber que los hechos que se suceden a su alrededor (compañeros, profesores, en su barrio, en su ciudad…) engloban muchísimas variables. hay que ser comedidos a la hora de juzgar a los demás y ser conscientes de que en muchas ocasiones no sabemos suficiente como para juzgar aunque sí, quizás, para opinar.

B.- No hay una respuesta correcta. No hay una lista ganadora. Esta reflexión es muy importante pero no la van a aceptar de buen grado. No pasa nada. Yo tengo alumnos que tras tres años siguen hablando de las listas y querrían saber si había alguna correcta (aunque han entendido el mensaje de fondo).

C.- La inclusión de Raquel (la desconocida) en el búnker. Es muy interesante los argumentos que los grupos os darán.

Hago un inciso aquí para comentar dos cosas:

  • Realicé el mismo proyecto con adultos… y ningún grupo metió a Raquel.
  • Realicé el mismo proyecto pero en vez de ser una mujer la desconocida era un hombre… y bajó radicalmente la inclusión del personaje en el búnker.

D.- La dificultad que ha representado para ellos debatir, convencerse, pactar y decidir en grupo.

Tras cinco ediciones con alumnos adolescentes estoy muy contento de lo que me aporta este proyecto en el aula y de las oportunidades de autoconocimiento y de reflexión que me brinda. Si alguien lo desea utilizar espero que le sea tan útil como a mí y si deseáis disponer de los nombres e informaciones otorgadas en cada fase no tengáis reparos en contactar conmigo: victor.gonzalez.griera@gmail.com.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s